Electroestimulación electroestimulación EMS

Entrenamiento EMS: resuelve tus dudas

entrenamiento-EMS-1

La electroestimulación, como bien sabemos, no está exenta de controversia. Por ello, como profesionales del sector, queremos arrojar luz a todas las dudas que pueden surgir al respecto y ayudar a entender mejor diferentes puntos referentes al entrenamiento EMS.

En este post nos vamos a centrar en las cuestiones que pueden surgir a la hora de entrenar con EMS y, tanto si es la primera vez que estás interesado en el tema, como si ya disfrutas de las ventajas que proporciona la electroestimulación muscular, esperamos esclarecer todas las dudas que te hayan podido crear durante los últimos años, ¿preparado?

Qué es un entrenamiento EMS

Un entrenamiento EMS es el que se desarrolla con equipo de electroestimulación muscular avanzado, el cual, a través de unos electrodos, emite una señal de estímulo  eléctrico al músculo para provocar su contracción, lo que ayuda a mejorar nuestro estado físico y a potenciar los resultados de un entrenamiento convencional.

La definición por sí sola es simple, pero a partir de ella sabemos que te pueden surgir muchas más cuestiones, no te preocupes, vamos a tratar de resolverlas todas.

¿Es eficaz por sí solo?

Sí, en cualquier caso la electroestimulación favorece el fortalecimiento muscular, lo que te ayudará a ganar tono, las fibras musculares serán más resistentes, llegará más oxígeno a tus músculos y ayuda a mitigar la fatiga muscular, pero…

¿Solo con usar electroestimulación tendré tableta?

No. La respuesta en este caso es sencilla. Multitud de anuncios han intoxicado el imaginario popular exponiendo a alguien sentado en un sofá con kilos de más y acto seguido con unos abdominales casi tallados en piedra.

Al igual que las dietas milagro, la realidad expuesta por ese tipo de comerciales no existe, por lo que para poder conseguir los resultados que realmente se desean se tiene que trabajar en concordancia y dentro del sentido común.

Un entrenamiento EMS ayuda a mejorar la forma física y, si se desea, a focalizar el entrenamiento en zonas concretas del cuerpo. Es decir, ayuda, de manera pasiva, a obtener mejores resultados que solo con un entrenamiento sin electroestimulación.

La clave para conseguir los resultados esperados es llevar una vida sana basada en una alimentación equilibrada y realizar deporte en función a lo que se quiera conseguir, y, partiendo de esta base, para obtener unos resultados extraordinarios dentro del entrenamiento, entra la parte fundamental de la electroestimulación deportiva.

Conclusión: Un entrenamiento EMS es aquel que beneficia, a través de ejercicio pasivo, nuestro estado físico y complementa una actividad deportiva para maximizar resultados y ayudar a conseguir los objetivos deseados.

Quién puede hacer un entrenamiento EMS

Un entrenamiento EMS no es peligroso, pero aun así no se recomienda su uso en casos especiales:

  • Gente que padece epilepsia
  • Embarazadas
  • Personas con dolencias cardiorrespiratorias
  • Cardiopatías
  • Gente con patologías en la piel
  • Enfermos de cáncer o aquellos lo hayan superado
  • Pacientes con marcapasos u otro tipo de aparato electrónico
  • Enfermedades autoinmunes de acuerdo con su tratamiento farmacológico

El uso de electroestimuladores para realizar un entrenamiento EMS no está restringido a nadie fuera de este grupo de personas, solo se necesitan ganas de mejorar y unas metas realistas para avanzar en tu propósito.

Si con estas indicaciones te quedan dudas sobre si puedes o no utilizar este tipo de tecnología deportiva, te recomendamos que consultes con tu médico, que a través de tu historial podrá darte luz verde para que disfrutes de las ventajas de la electroestimulación.

A lo largo del tiempo miles de usuarios han disfrutado de los beneficios que este campo reporta. Por ejemplo, los entrenamientos EMS como el electrofitness son de los más usados ya que los avances que otorga a este tipo de atletas están más que demostrados.

También profesionales de deportes como el ciclismo o el fútbol, entre otros muchos, gozan de sesiones de entrenamiento y recuperación EMS, para potenciar y sacar el máximo beneficio para desarrollar su profesión.

Además, miles de gimnasios a lo largo del mundo han implementado sesiones de entrenamiento con electroestimulación y se han formado en este ámbito para poder ofrecer a sus clientes más beneficios, más servicios y por lo tanto, mejores resultados dentro de la actividad física.

Conclusión: Si no padeces ninguna de las afecciones mencionadas anteriormente y quieres obtener mejores resultados que con el deporte convencional, puedes realizar un entrenamiento EMS.

Cómo se realiza un entrenamiento EMS

Para poder solucionar esta cuestión sobre nuestro entrenamiento EMS, tenemos que resolver tres: dónde, cómo y cuánto. De este modo, seremos capaces de llevar a cabo un entrenamiento adecuado a nosotros y nuestra actividad. ¡Vamos a ello!

Dónde quieres realizar el entrenamiento con electroestimulación

Esta pregunta no se corresponde con un lugar geográfico, nos referimos a qué parte del cuerpo vas a entrenar y es mucho más importante de lo que en principio puede parecer. Las rutinas de entrenamiento, tanto físico como a través de EMS, son importantes para cumplir nuestros objetivos.

Si no tienes experiencia previa, acude a profesionales que te puedan asesorar en rutinas de entrenamiento, tanto activas como pasivas. De este modo, podrás elegir por dónde empezar tu entrenamiento y qué electroestimulador muscular corresponde, pero con esto vamos más adelante.

El hecho de que este tipo de entrenamiento pueda estar tan focalizado es lo que hace, en parte, que puedas disfrutar de unos resultados inigualables. Las posibilidades son casi infinitas y casi cualquier deportista de élite que se te ocurra recurre a este método para potenciar las partes del cuerpo que más necesita.

No obstante, para un entrenamiento completo, un chaleco de electroestimulación como el de Imotion, te asegura trabajar diferentes grupos musculares en la intensidad que esa sesión de entrenamiento EMS requiera, agilizando así el proceso mucho más.

Cómo realizo el entrenamiento EMS

Lo primero y más importante, se debe realizar sin dolor. Una vez que has elegido la zona o zonas sobre las que vas a realizar tu entrenamiento EMS tienes que elegir una intensidad que sea elevada pero que toleres sin ningún tipo de problema. La electroestimulación ni duele ni tiene que hacerlo, de lo contrario, no se está realizando correctamente.

Partiendo de esa base, hay diferentes métodos de entrenamiento y de nuevo tienes que echar un vistazo a tus objetivos para elegir el más adecuado. Para los que se corresponden con resistencia, fondo o fuerza tienes que elegir una intensidad alta pero indolora para maximizar los resultados.

¿Cuánto tiempo tengo que realizar el entrenamiento?

Esto, en parte, también tiene que ver con tu estado físico y tus posibles rutinas de ejercicio previas. Como con todo en esta vida, no hay que abusar de su uso, especialmente si no has probado este tipo de entrenamiento previamente.

Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, con un chaleco de electroestimulación muscular se pueden llegar a ejercitar hasta 300 músculos, si superas un umbral de entrenamiento al que estés acostumbrado, al día siguiente tendrás las molestias típicas de las agujetas, al igual que practicando deporte tradicional, pero con la diferencia en que la percepción del dolor es mucho menor que la del entrenamiento convencional.

¿La mejor opción? Dejarte aconsejar por profesionales. Si el deporte es tu hobbie acude a un gimnasio con electroestimulación que tenga personal especializado en este tipo de tecnología, y si eres un profesional que quiere implementar el entrenamiento EMS entre sus servicios, ¡acude a Imotion-EMS!

Conclusión: Un entrenamiento EMS se realiza con la intensidad y la duración adecuadas a nuestro estado físico, focalizando la acción en aquella o aquellas partes del cuerpo sobre las que nos corresponda trabajar en dicha sesión.

Con qué equipo se realiza un entrenamiento EMS

La respuesta parece simple también: con un equipo de electroestimulación profesional. ¿Esto qué quiere decir? Que no todos los equipos que ves en la tele o en internet son profesionales, lo que puede provocar que no tengas los resultados adecuados, o incluso, que tengas algún disgusto en el futuro.

Los equipos de electroestimulación son seguros, lo único que tienes que tener en cuenta es el proveedor del que lo obtienes. En Imotion-EMS estamos especializados en la creación de los sistemas de entrenamiento EMS más avanzados, por ello, cada día más profesionales cuentan con nosotros.

Hay varias claves para un entrenamiento EMS satisfactorio, ¿quieres conocerlas?

El equipo tiene que estar diseñado de manera correcta

Nada en la electroestimulación queda del lado del azar. Los electrodos, además de estar creados de manera segura, tienen que tener un tamaño y proximidad adecuados para que el entrenamiento con electroestimulación muscular sea satisfactorio.

Si aplicamos corriente con un aparato que tiene los electrodos muy separados posiblemente no seamos capaces de entrenar de manera óptima los músculos que nos interesan. Por otro lado, si los electrodos están próximos y emiten la cantidad de corriente necesaria, el entrenamiento se desarrollará de tal manera que los efectos serán visibles a las pocas sesiones de haber comenzado.

Sin ataduras es mejor

Si se ha desarrollado la tecnología inalámbrica en los últimos años en diferentes campos es por algo. En Imotion somos conscientes, por ello, para un entrenamiento EMS eficaz, hemos eliminado las ataduras de nuestros equipos de electroestimulación. De este modo, puedes usar nuestros electroestimuladores sin cables y practicar ejercicio a la vez sin ningún tipo de preocupación.

¿Qué se consigue con esto? Entre otras cosas, aumentar el rango de ejercicios que el usuario puede ejecutar usando nuestro equipo y, por ende, mejorar el resultado, se aumenta la seguridad al evitar accidentes con los cables y se gana en comodidad, tanto para el usuario como para el entrenador que pueda estar ayudando. ¡Son todo ventajas!

Por qué destaca el equipo de electroestimulación de Imotion-EMS

Nuestros avances en el campo de la electroestimulación nos han permitido crear equipos y software capaces de optimizar tanto los resultados para el usuario como para el entrenador.

Por un lado, el usuario disfruta de una sensación confortable cuando lleva nuestro equipo de electroestimulación a la vez que realiza un ejercicio multi muscular que ayuda de manera global a su cuerpo. Los impulsos también se pueden desarrollar por secuencia en diferentes grupos musculares, lo que ayuda de manera precisa a cada parte del cuerpo que se esté tratando, a la par que ayuda a una recuperación más rápida y eficiente si lo estás empleando como medio de recuperación.

Por otro lado, el software de Imotion es tan avanzado que puedes controlar las sesiones que le quedan a cada usuario, ya que los puedes registrar y programar sus rutinas de entrenamiento, pero no solo eso, el software inteligente de Imotion es capaz de ajustar automáticamente los programas de entrenamiento dentro de cada usuario, adaptando los niveles de intensidad dentro de un programa, incluso por grupo muscular.

Además de esto, dispones de 5 años de garantía, el software se actualizar constantemente en busca de nuevas mejoras, dispones de sistema de guardado de planes de entrenamiento en la nube y para descubrir todas las ventajas del electroestimulador muscular de Imotion-EMS, ¡ya solo te queda probarlo!

Conclusión: El equipo de electroestimulación que debes elegir tiene que estar fabricado por profesionales del sector, que presten atención a todas las cuestiones y normativas de seguridad, creando equipo que sea realmente útil para el usuario a través de la creación y disposición de electrodos.

Beneficios del entrenamiento EMS

Ahora que ya sabes más sobre el entrenamiento EMS y también algunas de las ventajas que puede aportar, vamos a comentar algunos de sus beneficios aunque, la mejor forma de descubrirlos ¡es realizar tú mismo una rutina de ejercicios EMS!

Potencia los resultados de un entrenamiento deportivo convencional

Como has podido comprobar a lo largo de la lectura porque ya lo hemos mencionado, el entrenamiento EMS ayuda a potenciar los resultados obtenidos con un entrenamiento físico convencional.

Por sí solos ambos métodos de entrenamiento son efectivos, pero cuando se suman ambas fuerzas los resultados son mejores. Gracias al uso de un chaleco como el de Imotion puedes llegar a trabajar 300 músculos de manera simultánea, lo que te ahorra un esfuerzo significativo.

Por otro lado, si necesitas trabajar una parte del cuerpo concreta, el electroestimulador muscular también te ayudará a conseguir tus metas de manera sencilla.

Los huesos y articulaciones no sufren daño o desgaste

Una de las grandes ventajas del entrenamiento EMS es que las articulaciones y los huesos no tienen riesgo de sufrir daño. Al fin y al cabo, cada vez que practicamos un deporte nuestras articulaciones van sufriendo un impacto o rozadura que desgasta, algo que no ocurre cuando nos ejercitamos de manera pasiva a través de los impulsos de un electroestimulador.

Esto nos llevaría a otra de las ventajas, en este caso médicas, de la electroestimulación, y es la posibilidad de realizar fortalecimientos musculares en personas con algún tipo de parálisis, por lo que queda demostrado el siguiente punto que te vamos a contar.

Se aumenta el tejido muscular

Aunque los músculos trabajen de manera pasiva estos sufren un incremento del tejido muscular notable, y además también del tejido profundo que es más difícil de ejercitar con ejercicio físico.

La intensidad del estímulo generado por los electroestimuladores hace que las fibras más profundas se ejerciten, por lo que el aumento de tejido muscular es notable y, en consecuencia, se incrementan capacidades como la fuerza, la resistencia o el volumen.

También se gana en explosividad muscular puesto que los entrenamientos con EMS ayudan al músculo a contraer el mayor número de fibras, y también más profundas, en un menor tiempo, lo que para algunos deportes es especialmente interesante.

Menor riesgo de lesiones musculares

El entrenamiento EMS implica un menor riesgo de lesiones musculares, no solo por el método de entrenamiento, también porque la aplicación de EMS hace que aumente el riego sanguíneo de la zona y, en consecuencia, los músculos gocen de mayor concentración de vitaminas y oxígeno.

Los entrenamientos EMS suelen estar realizados bajo supervisión de un experto, que te aconsejará qué zonas trabajar o descansar un día, lo que también ayuda a prevenir lesiones o cansancio muscular. Del mismo modo, el software inteligente de Imotion-EMS, puede ajustar los niveles de intensidad del entrenamiento de manera automática, por lo que puede elegir el esfuerzo aplicado sobre cada grupo muscular.

Ayuda a recuperar los músculos y a curar lesiones

Otra de las maneras en las que te puedes ver beneficiado a través de la electroestimulación, y que favorece un ritmo de entrenamiento adecuado, es su uso para recuperar lesiones como contracturas o cansancio muscular.

Un entrenamiento EMS ayuda a la regeneración muscular, ya sea tras un periodo de inactividad por lesión o porque se ha estado llevando una vida sedentaria. La carencia de actividad física puede hacer que algunos músculos sufran cierto grado de atrofia, por lo que empezar con entrenamiento EMS puede ayudar a que cojamos ritmo de manera más sencilla.

No solo están patentes las ventajas de la electroestimulación en el deporte, también quedan demostradas en diversos estudios sobre los beneficios de la EMS en el campo médico y de la salud, por lo que su uso es más que recomendado.

Conclusión: Bajo un uso responsable, un entrenamiento EMS aporta muchos beneficios tanto en los resultados finales como en el proceso a seguir, ayudando al mismo a tiempo a recuperar posibles lesiones surgidas con un entrenamiento convencional.

Conclusiones sobre el entrenamiento EMS

La mejor manera de sacar conclusiones muchas veces es probando en nuestro propio cuerpo cómo afecta un determinado ejercicio. En el caso de la electroestimulación, todo el que la prueba alguna vez, repite.

Del mismo modo que no es correcto exceder los tiempos de entrenamientos habituales o recomendados cuando realizados una actividad física convencional, lo mismo ocurre con la electroestimulación. En ninguno de los casos es recomendable pasar, como se suele decir, de 0 a 100 porque nuestro organismo se resentirá y no seremos capaces de apreciar las ventajas que nos ofrece.

Si tienes pensado entrenar con EMS tienes que ser consciente de tus necesidades, del ritmo previo que llevabas antes de empezar la electroestimulación muscular, usar equipo EMS adecuado y siempre que sea posible, dejarte aconsejar por profesionales que puedan recomendarte lo que sea más adecuado para ti, rutinas adaptadas a tu cuerpo, y que de ese modo, puedas progresar hasta disfrutar de todos los beneficios que un entrenamiento EMS con Imotion-ems.com te reporta.

 

Nueva llamada a la acción