electroestimulación médica Salud

La electroestimulación mejora la circulación local de la sangre

i-motion_blog_La_electroestimulacion_mejora_la_circulacion_local_de_la_sangre

“La fisioterapia es una disciplina sanitaria que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica para paliar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico o la aplicación de calor, frío, luz, agua o con técnicas manuales como el masaje”.

Si tenemos en cuenta que el objetivo principal de los fisioterapeutas es facilitar el desarrollo, el mantenimiento y la recuperación de la máxima funcionalidad y movilidad del individuo a través de su vida, entonces, podremos entender su relación con la electroestimulación.

Esta técnica ha sido calificada como un método coadyuvante para diferentes patologías a tratar por las manos de la fisioterapia, como la recuperación de una lesión o la mejora de la circulación sanguínea local 

A continuación vamos a contarte cómo lo hace.

 

¿Se puede mejorar la circulación de la sangre por medio de la electroestimulación?

La respuesta no podía ser otra más que un rotundo SÍ. El flujo sanguíneo constituye toda la sangre que atraviesa la circulación a través del corazón. La sangre con oxígeno entra en el corazón desde los pulmones extendiéndose por todo el cuerpo y vuelve a penetrar en el corazón para realizar el mismo proceso. Esto constituye el proceso de circulación sanguínea.

La mala circulación en las piernas y en los pies es un problema común entre las personas, especialmente de la tercera edad. Los pies se hinchan, se ponen fríos y sienten una sensación de hormigueo. Los problemas de circulación afectan a un amplio número de personas, y entre todos los consejos dados a lo largo de la historia para mejorarla, la electroestimulación se ha colocado como una técnica especialmente apropiada para conseguirlo.

 

Masajes y electroestimulación: una combinación perfecta

Lejos de buscar las causas de la mala circulación, la electroestimulación ha conseguido poner el foco en la circulación local de la sangre y la linfa. Se trata de una especie de masaje realizado por equipos especializados que consiguen manipular los tejidos para provocar efectos sobre el sistema nervioso y muscular.

Gracias a los impulsos secuenciales de la electroestimulación, los fisioterapeutas ayudan a relajar la tensión, el espasmo muscular a la vez que estimulan la circulación de sus pacientes. Los masajes manuales y la estimulación con estos equipos crean una combinación perfecta de tratamientos para obtener mejores resultados.

 

La electroestimulación tiene una gran trayectoria en la recuperación de lesiones

Hace más de 100 años que esta técnica comenzó a aplicarse con fines analíticos y terapéuticos (recuperación de lesiones, desequilibrios musculares, etc.). Así que, la fisioterapia ha ido incluyéndola como parte de sus herramientas para hacer frente a problemas musculares, como las contracturas, la sarcopenia, o de cualquier otro tipo.

Y no solo eso, sino que el paso de los años ha demostrado que la electroestimulación también puede ser idónea para la rehabilitación en materia de:

  • Fibromialgia, para aliviar los dolores.
  • Esclerosis múltiple, para la ayuda del dolor y mejora de la estabilidad, entre otros.
  • Post parto, cuando pasan unos 3 o 4 meses.
  • Aumento de la masa muscular y la recuperación del tono.

Cada vez son más los centros de fisioterapia que adquieren conocimiento sobre esta técnica para especializarse en ella. Existen algunas reglas básicas de cara a los pacientes con dolor, como conocer los ejercicios, ir iniciando poco a poco el entrenamiento y con frecuencias más bajas.

Además, es importante que el propio fisioterapeuta conozca al detalle cómo funcionan los equipos, pues será el encargado de interpretar la evolución de sus pacientes y de continuar hasta conseguir las mejoras esperadas.

 

Rápida conclusión acerca de la electroestimulación en fisioterapia

Para finalizar este post, solo queremos dejar clara una cosa. El uso de la electroestimulación como técnica para la recuperación y la mejora de la circulación sanguínea, incluida en los servicios de fisioterapia, es algo cada vez más habitual.

“La mejora de la activación de las fibras musculares y la rápida hipertrofia muscular que produce ha supuesto que estos aparatos sean utilizados como objeto estrella en los diferentes servicios fisioterápicos”.

Y todo gracias a unos impulsos secuenciales de calidad. Consíguelos con un electroestimulador muscular de imotion-ems.com.

 

Nueva llamada a la acción