Salud Fisioterapia

El alivio del dolor con la electroestimulación

El_alivio_del_dolor_con_la_electroestimulacion

En las patologías de origen musculoesquelético o neuromuscular, uno de los principales problemas que se presentan en y durante la terapia kinésica es el dolor. ¿Qué técnicas ocupamos para producir efectos analgésicos en rehabilitación de estas patologías?

El fisioterapeuta utiliza los agentes físicos para intervenir el cuerpo con fines curativos y analgésicos. Algunos consideran que estos son empíricos, y otros, en cambio, los consideran un simple placebo. Sin embargo, el aumento de las publicaciones científicas ha llevado a un incremento en el conocimiento de la efectividad de ciertos agentes fisioterapéuticos en relación al dolor.

La evidencia proveniente de estudios sobre estimulación axonal in vitro sugiere que la excitabilidad de las fibras nerviosas, y consecuentemente la activación de los mecanismos analgésicos endógenos, dependen de las características del patrón de estimulación.

Te contamos más cosas a continuación. ¿Vienes con nosotros?

¿Cómo tratamos el dolor de una lesión?

Dentro de esta gama encontramos la Estimulación Eléctrica Transcutánea, que es uno de los cuatro pilares en el tratamiento del dolor. Esquemáticamente podemos decir que el estímulo nocivo es la causa de una serie de procesos químicos y eléctricos, conocidos como: transducción, transmisión, modulación y percepción.

Actualmente, existe el consenso general de que el receptor no puede ser considerado como una estructura estática, su función es modulada tanto por vía química y mecánica, como nerviosa. El concepto de modulación y plasticidad afecta a todo el sistema nervioso, lo que explica los diversos comportamientos, bien sea en condiciones experimentales o en condiciones patológicas.

¿Qué fibras podemos encontrarnos en este proceso?

Hay tres grandes grupos de fibras nerviosas: A, B y C. El grupo A comprende todas las fibras de los nervios somáticos y una parte de los nervios viscerales. Dentro de ellas, y según su velocidad de conducción, hay cuatro grupos: alfa, beta, gamma y delta. El grupo B comprende las fibras mielínicas eferentes preganglionares del sistema vegetativo. El grupo C comprende todas las fibras aferentes no mielínicas y las fibras simpáticas postganglionares. Una característica de las fibras nerviosas es la velocidad de conducción y su umbral de percepción, de forma que los axones de conducción rápida son excitados más rápidamente que los de conducción más lenta. (Tabla 1)

 

Tabla 1: Fibras nerviosas

Fibras Nerviosas

 

Las fibras A-beta, tienen mayor velocidad de conducción que las fibras C, de manera que, aplicando un estímulo sobre una zona dolorosa, son capaces de bloquear postsinápticamente las terminaciones de las fibras C y a las neuronas de proyección, inhibiendo el estímulo doloroso.

La Estimulación Eléctrica Transcutánea se fundamenta en la acción que los impulsos eléctricos producidos por un generador de corriente alterna, mediante la aplicación de dos o cuatro electrodos. De esta forma se consigue inhibir el estímulo doloroso y favorecer el incremento en la producción de sustancias analgésicas naturales (betaendorfinas). Dichos impulsos, tienen distinta morfología, intensidad, anchura y frecuencia.

El mecanismo de reacción del sistema nervioso ante el dolor responde a la ley del todo o el nada. Por eso, lo realmente importante es que la gama de frecuencia aplicada, sea capaz de anular el mecanismo de disparo de la señal de dolor. Por ello, la regulación de la frecuencia se hace por bandas, lo que facilita su aplicación.

La combinación de los parámetros del generador, anteriormente mencionados, permite varios tipos de estimulación: Estimulación de alta frecuencia (convencional). (I) Estimulación de baja frecuencia (acupunturalike). (II) Estimulación breve e intensa. (III) Estimulación modulada. (IV) Estimulación intermitente (burst). (V) (Tabla 2)

Tabla 2: Características de los tipos de estimulaciones eléctricas.

Tipos de estimulaciones nerviosas

 

Terapias para aliviar el dolor con equipos de electroestimulación

Como norma general, la colocación de los electrodos es variable, generalmente se colocan de tal forma que la estimulación sea percibida en la zona dolorosa (sobre el dermatoma, el miotoma, o el trayecto del nervio correspondiente, al igual que en los puntos trigger y en el motor).

La variabilidad de corrientes que entregan los equipos de electroestimulación i-motion genera una facilidad e innovación al realizar este tipo de terapias, ya que existe total manejo por parte del terapeuta de los distintos programas que este ofrece. Brinda la libertad de modificar cada parámetro, permitiendo así manipular la frecuencia aplicada para que esta sea capaz de anular el mecanismo de disparo de la señal de dolor.

Además, con los biojacket i-motion se puede abarcar una superficie mayor, aplicada en grupos musculares, incluyendo electroestimulación integral activa combinada con la acción del movimiento del impulso de la estimulación (según el tipo de corriente que uno requiera). De esta forma, aumentaría su efectividad del dolor al combinar ejercicios de estiramiento y relajación. El alivio del dolor con electroestimulación es una técnica cada vez más utilizada por fisioterapeutas.

Toda esta información es de gran relevancia para manejarla como terapeutas, ya que condicionará el correcto uso de la electroestimulación. Como vimos anteriormente, es muy variada y permite escoger el tipo de corriente que utilizaremos según nuestros objetivos con cada usuario o paciente.

 

 

Fuente:

  1. Plaja J. Analgesia por medios físicos. Madrid: McGraw-Hill/Interamericana; 2003, p. 238-68.
  2. Johnson M., Martinson M. Efficacy of electrical nerve stimulation for chronic musculoskeletal pain: a meta-analysis of randomized controlled trials. Pain. 2007; 130:157-65.
  3. Walsh D.M., Howe T.E., Johnson M.I., Sluka K.A. Transcutaneous electrical nerve stimulation for acute pain. Cochrane Database Syst Rev. 2009; 2:CD006142.
  4. DeSantana J.M., Santana-Filho V.J., Guerra D.R., Sluka K.A., Gurgel R.Q., da Silva Jr. Hypoalgesic effect of the transcutaneous electrical nerve stimulation following inguinal herniorrhaphy: a randomized, controlled trial. J Pain. 2008; 9:623-
  5. Guevara-López U, Covarrubias-Gómez A, Rodríguez-Cabrera R et al. – Parámetros de práctica para el manejo del dolor en México. Cir Ciruj, 2007; 75:385-407.

 

Solicita tu demo ahora