electroestimulación deportiva

Desarrollar la preparación física con EMS: historia y evolución

i-motion__desarrollar_la_preparacion__fisica_con_ems_01

¿Eres un profesional del entrenamiento deportivo? Entonces, sabrás que la práctica del deporte, sobre todo la de alto nivel, requiere unas cualidades especiales que necesitan ser entrenadas y potenciadas. Sin embargo, a veces exige actitudes y solicitudes excesivas al deportista, por lo que debemos preparar el aparato locomotor para responder con éxito. Lo vamos a hacer prestando atención a la electroestimulación muscular de i-motion. ¿Nos acompañas?

 

Historia de la electroestimulación para el cuerpo humano

Para comprender el presente hace falta conocer el pasado. ¿Estás listo? Aunque la práctica de la EMS en el entrenamiento global es una modalidad innovadora para muchos deportistas, la electroestimulación muscular tiene una larga trayectoria. Como ya te hemos comentado en alguna ocasión, sus primeros usos se remontan al año 200 a.C. en Asia Menor. En aquel entonces, se aplicaban fuentes de electricidad de distintas especies animales como electroterapia.

Fue un médico romano quien hizo la primera mención escrita de este método terapéutico para el tratamiento del dolor. En el transcurso de las investigaciones, se hicieron numerosos experimentos en los que no se llegó a comprender el mecanismo exacto de aplicación en el cuerpo humano.

En 1939 los científicos descubrieron que los mamíferos podían liberar fuerzas de contracción mucho mayores con la electroestimulación artificial que las que se realizaban con contracciones voluntarias. Este descubrimiento sirvió de impulso para aplicar este fenómeno en seres humanos en 1971.

A mediados del siglo XIX ya empezaron a crearse los primeros generadores electromecánicos para controlar las zonas musculares localizadas, y aunque siguen siendo considerados el modelo de la moderna electroestimulación, la EMS ha evolucionado significativamente.

Poco a poco, hacia los años 60, se creó la rama terapéutica de la electroestimulación funcional (FES), que todavía sigue siendo foco de investigación en el sector médico.

 

Pero… ¿Cómo llegó la electroestimulación al deporte?

El entrenamiento con EMS se ha ido imponiendo en diferentes campos de aplicación con el paso de los años. Su efectividad para las personas no solo se ha dado en la fisioterapia, las clínicas y los centros de rehabilitación, sino que también se ha dejado ver en gimnasios y otros centros deportivos.

Su viabilidad y eficacia han convertido la electroestimulación en un mundo interesante para personales del fitness, así como para inversores diferenciadores en modelos de negocio que buscan soluciones deportivas y estéticas. Una de sus grandes ventajas radica en lo asequible que resulta la inversión de la EMS y su rápida capacidad de refinanciación.

Los atletas de alto rendimiento ya la utilizan en los centros de entrenamiento y rendimiento olímpico para complementar el entrenamiento físico de su deporte, así como para aumentar la fuerza y la rapidez.

La EMS se ha ido convirtiendo en una herramienta ideal para el deporte. Sus inversores siguen apostando por ella en países de todo el mundo (Italia, Francia, México, Chile, Dubái, España, etc.). ¡FUNCIONA!

 

Desarrollo del entrenamiento con electroestimulación muscular

La electroestimulación llegó al deporte con la finalidad de aumentar el reclutamiento de las fibras musculares y aumentar la fuerza. La metodología de entrenamiento que sigue este objetivo pone el foco de atención en la intensidad y el volumen de carga.

Por tanto, el uso de la electroestimulación deportiva es una técnica cuya metodología varía en función de la patología que abordemos, de los objetivos que perseguimos y de las características del usuario/paciente/deportista.

Si nos enfocamos en la población deportiva, la EMS trata 3 métodos que dan cobertura a las necesidades de los deportistas y a sus posibles patologías:

  • Electroestimulación estática en acortamiento muscular.
  • Electroestimulación dinámica en estiramiento muscular.
  • Electroestimulación estática en estiramiento muscular.

 

Cabe destacar que, a la hora de aplicar las corrientes para recibir una respuesta excito motora, hay que tener en cuenta una serie de parámetros.

  • Los tiempos de respuesta de una fibra lenta son mayores que los de una fibra rápida. Por tanto, las lentas requieren tiempos de impulsos más largos y frecuencias más bajas.
  • Las fibras rápidas requieren tiempos de impulso alrededor de los 300 microsegundos y frecuencias superiores a 50 Hz.
  • Existen otros tipos de fibras aparte de estas, como las intermedias. Si tenemos en cuenta que el cuádriceps en electroestimulación dinámica tarda un segundo en extender la rodilla, hay que sumar otros dos segundos para mantener la extensión. Sin embargo, en la EMS estática, la contracción oscilaría entre los 3 y 5 segundos dependiendo de la intensidad.

¿Cómo ayudas a los atletas a prevenir la atrofia muscular por el reposo deportivo? ¿Te has encontrado con problemas de tonificación y fortalecimiento? ¿Cómo les ayudas a fortalecer sus músculos sin rozar superficies articulares? ¿Necesitas una solución para provocar cambios de tensión en estructuras periarticulares?

Si tienes estas u otras preguntas y todavía no conoces la respuesta, en i-motion podemos ayudarte. Contamos con el equipo de electroestimulación muscular más avanzado del mercado. Solicita una demo y compruébalo por ti mismo.