Entrenamiento EMS

Cómo entrenar la fuerza con la electroestimulación de i-motion

Como_entrenar_la_fuerza_con_la_electroestimulacion_de_i-motion_01

Conocer los fundamentos de la fuerza es imprescindible si lo que estás buscando es trabajarla con electroestimulación. La fuerza muscular constituye un papel muy importante como base del rendimiento. El entrenamiento del músculo es la base para los movimientos, y en el deporte es esencial fortalecer la musculatura esquelética.

Sin embargo, el alto rendimiento es solo posible si se cuenta con un soporte muscular lo suficientemente fuerte. En este contexto, el incremento de la fuerza es muy importante para lograr un entrenamiento sistemático. A continuación, vamos a contarte por qué es importante disponer de una resistencia de fuerza máxima en el fitness deportivo básico, así como la manera de entrenar la fuerza con i-motion EMS.

 

Aspectos a tener en cuenta cuando trabajas la fuerza con electroestimulación

Antes de nada, debes saber que para mejorar la fuerza con EMS es necesario tener en cuenta varios factores:

  • Debes seleccionar correctamente los parámetros de programación.
  • Hay que determinar los ejercicios que permitirán al deportista conseguir sus objetivos, además de tener muy claro si deben realizarse de forma estática o dinámica.
  • La estimulación óptima de una gran parte de la musculatura esquelética se encuentra en un margen de frecuencias de 50-120 Hz, en función de la proporción de fibras musculares.

Para llevar a cabo el desarrollo adecuado de la fuerza, hay que tener en cuenta la composición física y el peso de los deportistas, entre otras cosas. Está demostrado que los mayores incrementos de la fuerza se logran combinando en sesiones alternas la EMS y la hipertrofia con pesos. Los efectos de este tipo de entrenamientos se traducen en los siguientes puntos:

  • Aumento de la fuerza máxima dinámica e isométrica.
  • Aumento del perímetro de brazos, hombros, muslos, pecho y espalda en hombres, incluso superando a los métodos tradicionales de entrenamiento, especialmente en hombres.

Los estímulos de entrenamiento menos frecuentes suelen proporcionar peores progresos. Dependiendo del objetivo de entrenamiento que tengan los deportistas, así como sus condiciones individuales, el entrenamiento se adaptará y completará según se vaya avanzando. Lo ideal para empezar a obtener resultados a largo plazo es entrenar de forma regular 1-3 veces a la semana.

 

Ejercicios básicos para el entrenamiento del programa ‘Fuerza’

Los siguientes ejercicios y posiciones te servirán para que lleves a cabo un entrenamiento básico del desarrollo de la fuerza con los deportistas o usuarios que tienes a tu cargo:

  1. Posición inicial. Con este ejercicio puedes llevar a cabo la contracción global con participación de todos los grandes grupos musculares. Los deportistas deben mantener una posición estable, los pies separados a la altura de la cadera, las rodillas ligeramente flexionadas y el cuerpo perpendicular.
  2. Posición sobre una pierna. Es un ejercicio ideal para el abdomen. Deben mantener una posición estable, los pies separados, desplazar el peso del cuerpo a una pierna y levantar la otra pierna. Los codos deben estar doblados ligeramente y las manos apoyadas sobre la cadera.
  3. Sentadillas anchas. Es un ejercicio especial para la espalda, el trasero, la parte anterior y posterior de los muslos y las pantorrillas. La posición de salida es la posición inicial, hay que distribuir la carga entre talones, pulpejos y borde externo de los pies. Durante la flexión de rodillas hay que mantener los brazos flexionados hacia delante, la espalda recta y la cabeza como prolongación de la columna vertebral.
  4. Abdominales. Como puedes imaginar, este ejercicio es perfecto para el abdomen. En su entrenamiento, hay que mantener la posición inicial, presionar el abdomen con las palmas de ambas manos y tirar el tronco hacia delante y hacia abajo.
  5. Estiramiento. con este ejercicio para pecho, abdomen y espalda, debes mantener la posición inicial, los brazos levantados a la altura de los hombros, los codos flexionados y las palmas de las manos al frente. Comenzamos el estiramiento con la espalda tensa, pasamos las manos a lo largo de una pared invisible en dirección al teche y elevamos la mirada en la misma dirección.
  6. Mesa. Desde la posición inicial, podrán ir flexionando ligeramente las rodillas y las cadenas, e inclinar el tronco estirado hacia delante. A la vez, hay que mantener las manos planas y tensas junto a las caderas con los codos ligeramente flexionados. Desplazamos el trasero hacia atrás.
  7. Comprimir rodillas. Es un ejercicio fantástico para los muslos, el trasero, los brazos, las pantorrillas y la espalda. La posición de salida es la posición final de las sentadillas. Brazos flexionados, presión de las rodillas desde fuera y distribución del peso por todo el pie, como en el ejercicio de las sentadillas.
  8. Bíceps. Cogemos la posición inicial, mantenemos los brazos delante del cuerpo y los codos ligeramente flexionados. Flexionamos los codos y tiramos de los puños hacia los hombros, tensando al máximo la parte anterior de los brazos.
  9. Elevación lateral de pierna. Es un ejercicio ideal para los abductores, y para realizarlo debemos separar los pies a la altura de las caderas, desplazar el peso del cuerpo a una pierna, levantar lateralmente la pierna opuesta y tirar ligeramente hacia atrás del codo.
  10. Rotación de tronco. Con este ejercicio trabajarás la parte superior de la espalda y la estabilidad de las caderas. Debemos establecer una pretensión con los codos, juntando lo omóplatos, rotar el tronco hacia la izquierda y regresando a la posición de saluda para hacer la rotación en el lado contrario. Todo esto comienza con la posición inicial y los codos doblados 90 grados a la altura de los hombros.

Estos son solo algunos de los ejercicios que puedes poner en marcha para trabajar la fuerza, pero hay muchos más. ¿Preparado para iniciar el entrenamiento con electroestimulación en tu gimnasio? Cuéntanos todas tus dudas, te ayudamos a descubrir todas las posibilidades que te ofrece el equipo de electroestimulación de i-motion con tus deportistas.